Inyecciones en cara


Para un enfoque no quirúrgico para suavizar las líneas y arrugas en la cara, el Dr. Henry Macayza administra tratamientos inyectables, como BOTOX® Cosmetic y JUVÉDERM®. Los procedimientos son rápidos y los resultados son instantáneos. Dr. Henry Macayza coloca una serie de inyecciones directamente en las arrugas. Se determinará con usted que tratamiento es el adecuado para sus necesidades. Estos son seguros y eficaces en los pacientes y dan una apariencia más joven, fresca y agradable. En cuanto al BOTOX que sirve para estirar la duración es de 4 meses aproximadamente Ácido hialurónico que es para rellenar la duración es de un año. Transferencia o colocación de grasa en cara en mi concepto es la más ideal porque es del mismo paciente y tiene efectos más duraderos, dándole a la piel un aspecto mas brillante y juvenil.


Before and after Gallery



FAQ's

Do not miss our procedures detailed in this section you will find frequently asked questions from category: Inyecciones en cara



El Botox® (Toxina Botulínica Tipo A) es un medicamento (una proteína purificada) que bloquea por unos pocos meses la estimulación de los músculos por parte de los nervios atenuando de esta manera las arrugas en el área tratada. Si el Botox® se aplica continuamente cada 3 o 4 meses las arrugas más profundas se desvanecen. El Botox® se usa principalmente alrededor de los ojos, en las líneas de ceño y de la frente para hacer que usted se vea mejor y más joven. El Botox® también puede ser usado en la parte inferior de la cara en casos escogidos. Algunas veces el Botox® se confunde con otros tipos de procedimientos de consultorio como los rellenos faciales que se emplean para aumentar el grosor de los labios, para mejorar la línea de la sonrisa o para restaurar el volumen facial perdido. Sin embargo el Botox® no llena arrugas ni aumenta los tejidos blandos.
Algunas personas a los 20 años pueden tener ya arrugas que pueden ser mejoradas con el BOTOX®, hay otras personas que alrededor de los 40 años empiezan a tener arrugas que pueden ser mejoradas con el BOTOX®.
La inyección de nuestra misma grasa en el rostro es una excelente opción para recobrar el volumen perdido, generalmente se usa en pómulos, cachetes, borde de las cejas, surcos nasogenianos, labios, mentón. Un pequeño porcentaje de la grasa inyectada se puede reabsorber, eso depende de cada paciente y también de la adecuada técnica de infiltración de la grasa.
Generalmente la grasa es obtenida de alguna pequeña área donde se encuentre un depósito de grasa (idealmente del abdomen bajo o de la entrepierna) o si se va a realizar una liposucción, se aprovecha una parte de la grasa extraída. En el posoperatorio se observa un edema leve que puede durar aproximadamente una semana, ocasionalmente pueden quedar morados que también se resuelven rápidamente.